Sheila Blanco pone voz a las poetas del 27

Por María Parejo Ribas
Foto: Zarina Khazhaeva

El Festival DPalabra finalizó este sábado su XV edición con varias obras de entre las cuales se encuentra Cantando a las poetas del 27, interpretada por Sheila Blanco. La obra fue un reflejo de la vida de las mujeres que fueron opacadas por aquellos tiempos donde no estaba bien visto que la mujer se dedicara a la poesía.

Con una voz profunda y cargada de sentimiento, Sheila Blanco interpretó acompañada de un piano varios poemas que pertenecían a las poetas del 27. Las mujeres que seleccionó la cantante y pianista para elaborar esta obra fueron Josefina Romo con el poema “Pétalos, quiero besarte la risa”, Concha Méndez con la obra “Nadadora”, Elisabeth Mulder con “Roja, toda Roja”, Margarita Ferreras con el poema “Por la verde, verde, oliva”, que hizo que el público se levantara a aplaudir para apreciar el canto de Sheila. Además, Sheila escogió a las poetas Dolores Catarniéu con el poema “Amor”, Pilar de Valderrama con “Dolor y Gozo”, Carmen Conde con “En la tierra de nadie” y Ernestina de Champourcín con la obra “Primer Exilio”. 

Entre cada obra, la intérprete Sheila iba contando a su público la historia de cada mujer, pues estas se encontraban en un contexto donde se sufría gran represión del hombre. Como bien explicó ella, las mujeres en aquel tiempo no estaban vistas para hacer nada, pero cada una de estas grandes poetas luchó hasta conseguir lo que ellas querían. Todo y que su reconocimiento no fue en la época correspondida al ser opacadas por la represión, hoy en día estas autoras están siendo reflejadas por personas como la intérprete.

Para finalizar, Sheila Blanco decidió realizar una interpretación suya llamada “Los pájaros negros. La cantante decidió levantarse y cantar “a capella” esta obra acompañándola solo ritmos que ella misma realizaba dando golpes a su mano y a su pecho. Este acto e hizo que cuando la autora finalizara su canto, el público se levantara y la acogieran con un enorme aplauso que casi llega a emocionarla. Sheila decidió cerrar este acto un poema de Rosalía de Castro llamado “Negra sombra”, ya que consideraba que las autoras del 27 tomaron como referencia de sus obras a la compositora gallega. El acto finalizó con una gran ovación del público a Sheila Blanco que hizo que cuando se marchó del escenario volviera a salir para recibir los aplausos del público que la acompañó en toda la obra.

Texto de María Parejo y foto de Zarina Khazhaeva

0 Comenta

Artículos relacionados

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar y mejorar su experiencia de navegación. Al continuar navegando, entendemos que acepta su uso. Aceptar Leer Más

Privacy & Cookies Policy