Una serie de «Élite»

Fuente: Netflix

Élite es una de esas series a las que no le da miedo apostar por historias frescas e innovadoras. Su primera temporada fue trepidante con un final de escándalo que no dejaba a nadie indiferente para bien o para mal. Es un thriller adolescente con unos personajes que dan mucho que hablar.

En esta segunda tanda de capítulo se aprecia como los personajes han tenido que madurar por el asesinato de uno de sus compañeros. Sus vidas han cambiado y es un hecho que se les quedará marcado de por vida. En esta temporada, podemos apreciar como algunos personajes como Samuel han sufrido una enorme transformación: se ha vuelto más manipulador.

Los nuevos personajes dan un aire fresco y renovado a la serie. Además de integrarse rápidamente a las tramas sin parecer muy acelerado el proceso. Sus historias son muy interesantes y exploran nuevos horizontes. Entre ellas: el incesto y el narcotráfico. Además, es interesante como algunos protagonistas entablan nuevas relaciones con personajes secundarios y las consecuencias que ello conlleva.

Una de las cosas más interesante es el tema de las parejas amorosas. Vemos como el dúo de Nadia y Guzmán empieza a dar pequeños pasos. Otras inesperadas como la de Carla y Samuel. Y algunas peligrosas como la de Cayetana y Polo. Desde mi punto de vista, la pareja que más evolución sufre esta temporada es la de Omar y Ander. Empiezan a comprender lo que no les gusta el uno del otro y lo afrontan. También influye mucho la química de ambos actores ante las cámaras.

En cuanto al sexo, esta temporada ha tenido menos y se ha centrado más en el thriller. Aunque las pocas escenas de sexo grabadas han sido muy subidas de tono. La más destacadas sin duda son las de Carla y Samuel, de los que también he de decir que tienen mucha química.

Por desgracia, podemos apreciar la ausencia de dos personajes que en la primera temporada tuvieron mucho peso. Hablo de Christian y Nano, los que por problemas de incompatibilidad con sus otros proyectos, no han tenido tanta presencia esta temporada.

En conclusión, ha sido una temporada más madura, con personajes muy interesantes como Rebeca o Valerio. Las escenas de sexo se han suprimido para dar escenas más salvajes. Es una temporada que corona con creces a la serie y que te hará olvidar la primera tanda de capítulos. Además espero que podamos ver en la tercera temporada, ya confirmada, más a Christian y Nano.

Este contenido procede la sección sobre Televisión realizada por José María Caballero Barjola en Radio Diferencia.

Deja un comentario