Sonorama Ribera: Érase una vez un festival que revolucionó la música

Foto: Rodrigo Casado

Gastronomía, cultura en forma de literatura y música, mucha música. La simbiosis perfecta para un Festival que así lo merece. Sonorama Ribera ha hecho de su música una revolución y de Aranda de Duero, una perfecta aliada.

Por eso es que cada año, tiene que superarse. Si en 2018, teníamos como novedades el Sonorama Baby, una ampliación de los escenarios y la incorporación de un espacio de comedia. Javier Ajenjo, director del festival nos adelantó algunas de las novedades de este, entre las que destacan un cambio en el recinto, el casi recién estrenado lugar consta de 60.000 metros cuadrados  en un parque cedido por el Ayuntamiento. En palabras del director “tendrá mayor capacidad y comodidad para el público, mejores accesos y estará destinado a todo tipo de actividades”. Además la Fundación Michelin junto al Consistorio han dotado al festival de un aparcamiento de 200.000 metros cuadrados en una zona segura y sin molestias a los vecinos de alrededor.

Pero no solo acaba aquí, este año, habrá como plus un recinto dedicado exclusivo a la música urbana. A juicio de cada uno, todo el mundo ha elegido ya quién será su plato fuerte de esta edición y sorprendería si dijera que esta vez no solo serán músicos los que tengan prioridad, sino escritores de diferentes puntos de España. 

Como lees y nunca mejor dicho, el Sonorama tiene cabida para todo tipo de disciplinas culturales y esta vez le ha tocado a la escritura. Por lo que ahora y junto a la Escuela de Escritores de Madrid tendremos la oportunidad de unir la escritura y la música. De esta relación tan artística, han nacido dos ciclos muy especiales que podremos ver por primera vez en el festival y se alargará hasta la primavera del próximo año. 

Como decía, bajo el nombre el Sonorama también se escribe, escritores españoles viajarán a Aranda de Duero para participar en un coloquio junto a periodistas, músicos y todo el público festivalero y hablar de cómo la música ha invadido las letras de sus libros y su opinión personal sobre el panorama musical actual. 

Un encuentro entre el poeta y escritor Benjamin Prado junto a un músico que aún no ha querido desvelar su identidad y se anunciará en los próximos días,  serán los encargados de dar el pistoletazo a esta cita. Todo ello, moderado por el periodista Fernando Navarro, profesor de los cursos de Crítica Musical de la Escuela y periodista en el diario El País.

Páginas que se escuchan, letras que transportan ritmos y narradores dispuestos a cantar o a contar (según cómo se mire) todo aquello que llevan dentro. 

Foto: Rodrigo Casado

Una alianza con futuro

Es por ello, que esta colaboración tendrá una mirada futura. La unión entre el festival español de música independiente de referencia y la mayor escuela de Escritura Creativa en español del mundo tendrá continuidad el próximo año 2020. Tendrá su inicio en la ciudad burgalesa pero tendrá continuidad en Madrid con el ciclo Sonorama- Escuela de Escritores Storytellers. Tres encuentros que cerrarán cada uno de los trimestres del curso de Crítica musical que el periodista de El País, imparte en la escuela. 

Grandes expectativas

La directora general de Políticas Culturales, Mar Sancho, destacó este festival como “uno de los más emblemáticos del panorama musical español” y que apuesta a su vez por la tradición. 

Aranda de Duero, ciudad castellano leonense, que durante los días 7,8,9 y 10 de agosto acoge a más de 100.000 visitantes. Pero según Sancho “ya no solo es la vitalidad que aporta a la región sino la riqueza económica que genera en el sector turístico, algo muy positivo para la ciudad arandina.”

Y es que no es para menos, por su parte, el director de Sonorama Ribera, Javier Ajenjo, explicó que junto a las cifras de apoyo institucional “hay mucho más allá de eso, a este festival se le suma el respaldo emocional y logístico para hacer un festival en nuestra tierra, el sitio donde nacimos y donde queremos quedarnos.”

Y es que las palabras del director, resuenan en cada uno de sus ciudadanos que viven con la preocupación del hecho de la despoblación. Un asunto que cada vez está teniendo más protagonismo por eso el director afirma que “es importante poner el foco de atención en algo tan sencillo como la cultura… que nunca dejará de ser una inversión.”

Cartel

Y es que la cultura nunca dejará de encandilar a cada uno de los presentes. Por eso, dejamos las letras a un lado y nos vamos a los conciertos.

Sonorama Ribera ha anunciado el cartel por días y ha puesto a la venta entradas diarias, con una puntualización y es que para la jornada del sábado solo habrá tres mil entradas a la venta. Una novedad que se une a nuevos espacios como el del parque de La Isla. Todos aquellos artistas que actuarán en escenario Charco, también lo harán en este parque con actuaciones matinales. 

En un cartel repleto de géneros aparecen nombres de grandes de la música como Fangoria, Nacho Cano, ex componente de Mecano, o Tequila. La chilena Javiera Mena volverá a subirse a El Escenario Charco, además de Kill Aniston una de las bandas más representativas del rock alternativo mexicana.

Este festival también apuesta por las bandas emergentes nacidas en la región, ellos, serán los encargados de dar nombre a la música indie en Castilla y León. Es el caso de Siloe, La Regadera, Nadia Álvarez o The Levitans.

Podemos leer nombres como Vanessa Zamora, cantante y compositora de Tijuana que nos hará descubrir nuevos mundos del género pop. 

El Sonorama también apuesta por la igualdad, pues Kumbia Queers, referentes para el colectivo LGTBIQ de Latinoamérica o los argentinos Los Caligaris harán de sus letras una reivindicación en toda regla.

Otros nombres que resuenan en el cartel de este escenario único son los de la emblemática banda mexicana La Gusana Ciega, los colombianos Doctor Krápula, el musicólogo y performer Meneo con su género personal el “electropical”, también tendremos con nosotros a los venezolanos OKills, los brasileños Boogarins y el dúo argentino Frikstailers DJ, que define su música como el musicólogo pero de manera extraterrestre. 

Entre los cabezas de cartel de la vigesimosegunda edición del festival arandino figuran Miss Cafeína, Taburete, Love of Lesbian, The Vaccines, Crystal Fighters, Shinova. Mientras que bandas como de perdidos al río, suben por primera vez al escenario de Aranda, otros se despiden como grupo en este Sonorama, es el caso de Delorean.

Todos ellos, junto a 130 nombres más serán los encargados de representar esta vigésimo primera edición de un festival que ha sabido mantener intacto su seña de identidad.

Su carácter abierto y la multitud de géneros, artistas o grupos que suben a los distintos escenarios hacen de este festival, un referente en el panorama tanto nacional como internacional. 

¡Por ello preparamos las maletas y nos vamos a culturear al Sonorama!

Deja un comentario