Raül Refree y Lina, fado eléctrico de alma antigua – en Nueva Tribuna

Raül Refree y Lina estrenaron en La Mar de Músicas de Cartagena su proyecto musical en común.

Crónica del concierto de Raül Refree y Lina el 24 de julio de 2019 en el Patio del Antiguo CIM (Facultad de Ciencias de la empresa) dentro del programa de La Mar de Músicas 2019. Texto de José An. Montero y fotos de María Ramos publicado en Nueva Tribuna. Posteriormente también se publicó en la revista digital Toda La Música.


Había muchas ganas de ver el estreno en directo de la nueva propuesta de Raül Refree junto con la fadista Lina sobre los escenarios. No parecía haber un lugar más idóneo que una edición de La Mar de Músicas dedicada a Portugal a la que han acudido las grandes estrellas contemporáneas del fado para contrastar la nueva propuesta musical de Raül Refree.

En este mismo patio del Cuartel de Instrucción de Marinería (CIM) actuaron en las jornadas precedentes Luisa Sobral presentando su disco ‘Rosa’ también producido por Raül Refree, el fado elegante de Antonio Zambujo y ese ‘fado borracho’ escondido de Dead Combo. Por el escenario del Parque Torres, ya pasó Mariza y lo hará Ana Moura. Palabras mayores para hablar de fado en esta edición de La Mar de Músicas. 

Mucho y bien habíamos oído hablar de esta nueva propuesta de Raül Refree y mucho crédito tiene ganado quien nos ha regalado tanta buena música estos últimos años. Era imposible abstraerse del recuerdo de aquella tarde de 2017 en la ejerció de cicerone de una majestuosa Rosalía. En esta ocasión Raül Refree cambió la cuerda por la tecla y se sumergió en el fado más clásico para, desde su reinterpretación, buscar una esencia eterna capaz de conmover al ser humano del siglo XXI. Como dijo Mario Gas de su versión calderoniana, “ser infiel para ser fiel”. 

A su vera, Lina, una fadista con una intensa trayectoria musical como Carolina, pero que recupera su nombre y su esencia haciendo honor a lo que el crítico Nuno Pacheco dijo de ella “a fadista nova com um timbre antigo”. Lina apareció sobre el escenario vestida de hábito negro a la manera benedictina, cabeza cubierta, movimientos contenidos y voto de silencio, sólo roto por el fado y por unas escuetas “Buenas noches, muchas gracias, obrigado”, únicas palabras dirigidas al público en todo el concierto. 

Un repertorio que gira alrededor de la gran Amalia Rodrigues y que en el escenario sonó casi a una continua plegaria, descarnada a veces, dulce en otras, pero casi siempre profunda y sentida. Habíamos leído del paso de Carolina por la sala BBK hace unos meses que “Le falta alma, sentimiento”. Ayer en el CIM Carolina se transformó en Lina y el “Ave María” de Amalia Rodrigues sonó a oración real y pura de un ser humano contemporáneo que se siente náufrago. 

Con la frase “Na hora da nossa morte” terminó un concierto breve, que no tuvo bis, porque casi nadie lo pidió, pues si algo falló ayer fue el público, muy alejado del respetuoso y cálido público habitual de La Mar de Músicas. Una asistencia muy numerosa y ruidosa que entraba y salía del recinto y que dio por acabado el concierto a las diez y media para seguir recorriendo los escenarios que ayer ofrecía gratuitamente la Barra Libre de Repsol en La Mar de Música. La propuesta íntima de Raül Refree y Lina era de difícil combinación con el día de fiesta gratuita de ayer. Aún así, mereció la pena. 

Raül Refree y Lina actuaron en el patio del Antiguo Cuartel de Instrucción de Marinería el 24 de julio de 2019 dentro del programa del festival La Mar de Músicas de Cartagena.

Deja un comentario