‘Peregrinatio’ a Santa María La Blanca – en Mundiario

Artículo de José An. Montero con fotos de María Ramos publicado en Mundiario el 8 de agosto de 2019.

El músico e investigador Emilio Villalba presentó junto con Sara Marina y Ángeles Nuñez “Peregrinatio” dentro del programa La Espiga de la Diputación de Palencia.

Los caminantes suben apresuradamente las escaleras que llevan hasta la Iglesia de Santa María La Blanca, en Villalcázar de Sirga, allí donde el Camino de Santiago se desvió de su ruta para postrarse a los pies de su milagrosa Virgen, a la que algunos todavía llaman Santa María de Lito. 

Anochece y amenaza tormenta. Desaparecen tras un arco en el lado meridional que conduce hasta un pórtico, que acoge una impresionante portada doble con aires ya protogóticos, de la que fuera antigua encomienda templaria. 

Muchos más de los ciento sesenta y nueve habitantes censados de Villalcázar de Sirga llenan la iglesia en esta tarde de agosto. Bajo un Altar Mayor, que sólo se ilumina cuando alguien echa un euro mágico, dos pequeños focos delimitan un pequeño escenario de luz poblado de pequeños y arcanos instrumentos. Panderetas, un organetto, una zanfona o un clavecín apoyando su cuerpo directamente en el suelo son algunos ejemplos de los instrumentos del ajuar musical de Emilio Villalba.  

El propio músico es el que abre las puertas a los asistentes a un viaje milenario por este Camino de Santiago y por otros caminos medievales en una “Peregrinatio”, que así se titulaba el programa, por amores místicos y corteses, por aventuras de caminantes y salteadores, por melodías halladas en códices, por palacios y posadas del camino. 

Acompañado en la tecla del organetto o del clavecín por Sara Marina y por la voz pretérita y libre de la soprano Ángeles Núñez, Emilio Villalba recorrió los caminos acompañado de vihuela de arco, guitarra de cuatro órdenes, laúd y zanfona. 

Un concierto en voz baja, de los que hay que afinar el oído para captar los matices, antes de que se perdieran por las techumbres de Santa María la Blanca, acompañado de pequeñas introducciones como guía para iluminar el milenio largo de camino. 

Algunas piezas del disco en formato dúo ‘El Doncel del mar’, como ‘Cantemir VII’ o la cantiga ‘Rosas das Rosas’. También hubo espacio para recuperar algunas de las composiciones de su trabajo ‘Al Andalus, música y poesía andalusí’, entre la bella jarcha ‘Habibi’. Tampoco podían faltar algunas de las piezas de su último trabajo “Sephardica” ya incorporando la voz de Ángeles Núñez en el que recuperan los sonidos perdidos de la tradición judía española antes de su expulsión en 1492.

Afortunadamente, el músico e investigador Emilio Villalba con alguno de sus múltiples proyectos Machina Antiqua, Cantica, Amadís o Al Andalus, en formato dúo, sólo con Sara Marina, o el más habitual en trío, acompañado de la voz y percusiones de Ángeles Núñez se ha convertido en un fijo de los ciclos y festivales musicales que van abundando por toda la Península y que, como ayer, cada vez atraen a más aficionados. Con una agenda completa para lo que queda verano, esta temporada ya lo hemos podido ver en programas de la talla del Festival de Música de Alarcos o en el Festival de Música Antigua de Sevilla (FeMÀS).

Emilio Villalba. ‘Peregrinatio’. Miércoles 7 de agosto de 2019. Iglesia de Santa María la Blanca. Villálcazar de Sirga (Palencia).

Deja un comentario