Gambeat vuelve a Cuenca veinticinco años después

Esta crónica con fotos de Álex Basha se publicó en Las Noticias de Cuenca el 27 de abril de 2019. También publicaron una versión más breve Voces de Cuenca, El Deporte Conquense, El Liberal de Castilla, Más Castilla-La Mancha, Cuenca News, Ocio Cuenca, Información Cuenca, Información Guadalajara

Fotos: Álex Basha

Gambeat se considera un tipo afortunado y sonríe continuamente desde su metro noventa de altura. Conoce el mundo del espectáculo y sabe que vivir de la música durante más de tres décadas no es algo que esté al alcance de cualquiera.

El destino de Gambeat cambió el día de 1993 en el que decidió unirse a aquella tropa de músicos y artistas que formaron el tren de fuego y nieve para recorrer durante meses la vía abandonada que conectaba Santa Marta con Bogotá. Tiempos de fuego en una Colombia sumergida en una guerra con las FARC que inundaba de muerte sus pueblos. Mientras tanto este loco proyecto de Manu Chao recorría Aracataca, Bosconia, Barrancabermeja, La Dorada o Facatativá ofreciendo espectáculos gratuitos.

Jean Michel Dercour, que así se llama oficialmente Gambeat, narra a los asistentes a esta charla de inauguración de la tercera edición del ciclo: «¿Malos tiempos para la Lírica? Radiografía del panorama musical independiente», como el mismo día que murió Pablo Escobar él no escuchó la sirena de partida del tren de fuego y se quedó tirado en pantalón corto y sin dinero en mitad de una Colombia convulsa por la guerra y por la muerte del gran capo del Cartel de Medellín.

La charla de Gambeat no dejó ningún tema sin abordar e hizo las delicias de los casi cien asistentes a este encuentro en el que el tema protagonista, como no podía ser de otra manera, fue su presencia en Cuenca en 1994 para preparar la gira mundial que iba a emprender con Radio Bemba, el grupo en el que se embarcó junto con Manu Chao al separarse Mano Negra.

Fueron dos meses intensos en Cuenca durante los que vivieron en la casa que el periodista Ramón Chao tenía en el casco antiguo y desde la que todos los días se trasladaban a la nave de ensayo. No faltaron detalles de aquel mítico concierto celebrado en una nave de las afueras de Cuenca en la que estrenaron su show que, sin duda, se ha convertido en uno de los momentos cumbre de la historia cultural de esta ciudad en los últimos veinticinco años.

:

No faltó el diálogo entre Sinesio Barquín y Gambeat en el que rememoraron aquellos días, la generosidad de Manu con los Kuero, el cariño por Cuenca de toda la banda, los comienzos de la Sala Babylon en la que Gambeat tocó con Manu Chao, pero también con Fermín Muguruza, o el reencuentro con Antonio Pérez fueron alguno de los momentos que hicieron las delicias de todos los asistentes.

No faltaron tampoco momentos más serios en los que Gambeat habló de su trabajo como preparador de directos de grupos, como productor o como ilustrador. Detalló cómo trabaja en la actualidad en las grabaciones de Manu Chao que, aunque lleve once años sin sacar un disco, no ha dejado de producir y compartir canciones que elabora en su propio ‘home studio’ y en las que Gambeat tiene un importante labor como bajista y arreglista.

Treinta años de trayectoria profesional en las que el bajista francés pasó de tocar cinco años en el metro a tocar en la plaza del Zócalo ante trescientas mil personas, algo de lo que pocos músicos pueden presumir.

Más de media hora de encuentro en la Sala ACUA de la Universidad de Castilla-La Mancha en Cuenca que se pasaron como un suspiro para los asistentes a este encuentro organizado por Babylon Festival y el Seminario Permanente Estudios Contemporáneos (SPEC –UCLM).

Brillante comienzo de esta tercera edición del ciclo «¿Malos tiempos para la Lírica? Radiografía del panorama musical independiente»que nos traerá la próxima semana a la cantante, guitarrista y compositora Aurora Beltrán que hablará sobre «Ser mujer y rockera».

Deja un comentario