Cómo lágrimas tras las fronteras

Este artículo fue publicado en Mundiario, Íkaro (Costa Rica) Más Castilla-La Mancha, Mi Ciudad Real, Murcia Actualidad, Cartagena Actualidad.

John Moore, premio World Press Photo 2019

Si pusiéramos una detrás de otra las fotos ganadoras del premio World Press Photo armaríamos una terrible galería de los horrores y miserias del mundo que habitamos. Desde 1955, esta organización sin ánimo de lucro se ha empeñado en ponernos frente a un espejo, en resumir en un solo parpadeo el mundo en el que vivimos.

En 2019 la ganadora ha sido la fotografía tomada por John Moore, de Getty Images, el 23 de junio en la frontera entre Estados Unidos y México.

En la imagen ganadora, una patrulla fronteriza acaba de detener a una mujer que trata de cruzar la frontera y la cachea de espaldas contra un coche. Bajo ellos su hija pequeña llora.

Como en las grandes películas, el terror no es lo que se ve, sino lo que construimos en nuestro cerebro. Las noticias ya nos han contado qué puede venir después. Un futuro que nos aterra. Terror psicológico. Como dijo la presidenta del jurado del premio, esta fotografía te dice mucho de la historia y te conecta a ella. En ella se muestra otro tipo de violencia, la que no necesita de golpes para herirnos.

A un lado la luz. Al otro las tinieblas. Como los polluelos que acaban de salir del cascarón habitamos bajo esa luz (eléctrica) que nos da calor y seguridad dentro de nuestra jaula, mientras que allá afuera, tras la alambrada, sólo somos capaces de intuir los ojos brillantes de quien parece querer comernos.

Hace falta que de vez en cuando, alguien asome una cámara tras la valla y vuelva para enseñarnos lo que vió. Una niña ve que como unos señores malos ya no dejan que su madre pueda cogerla en brazos para decirle que no tenga miedo, que todo va bien.

Tras la valla, una vida robada en un segundo.

A este lado de la valla, las fotos ganadoras son siempre las de los perdedores.

Deja un comentario