La noticia antigua de la muerte de Kiarostami

Fuente: Wikipedia

Hace tiempo que las muertes públicas nos llegan por Twitter o por el lector de noticias. Solemos espantarnos al despertar y mojamos el café con leche con recuerdos.

A veces si tenemos dudas de si el personaje en cuestión sigue entre nosotros, damos una vuelta rápida por Wikipedia que suele poner la fecha de caducidad con urgencia.

La necrológica contemporánea para los que han alcanzado la gloria se resume en eso, un lugar y cuatro dígitos en la página de Wikipedia. Es posible que algún suplemento o alguna web les dedique unas líneas y poco más.

La de Abbas Kiarostami me ha llegado como llegaban las noticias antiguamente, por casualidad y de manera inesperada. Una cartela en una exposición. Teherán 1940 – París 2016. Ninguna información más. Ningún link. Sólo el regusto a cereza amarga durante el resto del día.
Como en las muertes antiguas.

Deja un comentario